Entérese cómo el subsidio a la tasa de interés aumenta posibilidades para adquirir vivienda.

Según el Gobierno, la cobertura del subsidio se mantendrá vigente en los casos de cesión o venta de la cartera con cobertura, entre los establecimientos de crédito

SAM_1325

Está todo dado para que las familias que estaban pensando en adquirir vivienda tomen de una vez la decisión y aprovechen oportunidades como las que ofrece hoy el Gobierno Nacional de subsidiar la tasa de interés para quienes adquieran soluciones habitaciones entre $80 millones y $197 millones.

Las familias sentirán el alivio en la reducción de la cuota por pagar. Por ejemplo, si se toma un crédito de $100 millones con una tasa de 12 % efectivo anual, que hoy opera, se tendría que pagar una cuota aproximada de $1.160.000 mensual, pero ahora con el subsidio a la tasa, el valor a cancelar sería de unos $886.000 en un crédito en pesos. Todo depende de la entidad a la que cada usuario acuda, porque estas ofrecen diferentes opciones.

En otro caso, por ejemplo, si se acude por un préstamo de $50 millones el ahorro en la cuota mensual sería de $136.900 al pasar de unos $580.400 a $443.400 con el beneficio de la tasa.

Según cálculos de Bancolombia, la reducción en la cuota de los préstamos estaría entre 25 % y 30 %.

Alberto Moreno, gerente de IC Prefabricados, dijo que los incentivos del subsidio a la tasa buscan que las familias logren el cierre financiero. “Esto es muy positivo, es un gran estímulo para el sector y el dinamismo de la economía”, dijo.

¿Qué es el ‘leasing’?

Este sistema o alternativa hipotecaria también tiene el beneficio de la tasa.

La principal diferencia entre el ‘leasing’ y el crédito es que la primera opción presta el dinero para adquirir el bien, mientras que el ‘leasing’ entrega el inmueble para su uso y por ello, se hacen pagos mensuales. Algo similar a un arrendamiento. El contrato ofrece la opción de que al final de este se puede devolver el activo o adquirirlo.

De acuerdo con el consultor financiero Ricardo Rodríguez García, en el caso del ‘leasing’ la garantía es el activo, mientras que para un crédito se necesitan garantías adicionales, como por ejemplo un codeudor con finca raíz.

Igualmente, el hecho de que el bien esté a nombre de la entidad financiera ofrece seguridad jurídica y adicionalmente, permite la renovación del equipo cuando este ha perdido su vida útil, sin contar con que el contrato de ‘leasing’ se puede transferir.

El contrato tiene condiciones de ser negociable y que tiene ventajas fiscales y tributarias, ya que el bien no pertenece a quien lo arrienda y por lo tanto no tiene la obligación de pago de impuestos sobre él.

Adicionalmente, ofrece menores tasas a las que se consiguen con un crédito regular, por lo que puede beneficiar sus finanzas personales.
Entre las desventajas de esta figura es que no permite entregar el bien hasta el fin del contrato.

Fuente: elpais.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s